NO SOY LA MUJER PERFECTA




Lo dicho, ser la mujer perfecta no se puede. Para nuestros hijos seguro que lo seremos, pero realmente intentamos llegar a todo y más, y es prácticamente imposible.

Cuando veo a muchas instagramers colgar fotos de sus ordenadas casas, sus maravillosos armarios organizados, sus cocinas recogidas, pienso… ¡coño Mire, que haces con tu vida!

Llamarme vaga, pero a mí no me da la vida para tenerlo todo así de kuki. Y sigo pensando: la ordenarán para la foto fijo, porque realmente sus hijos no tienen sus juguetes por medio?, juegan sus hijos con sus juguetes?, y sí, mi hija ordena cuando acaba de jugar con sus cosas, pero nunca jamás como uno quisiera. O como quiero yo, claro.

Creerme qué veces intento ordenarlo todo justo para poder fotografiar esa escena idílica , para enseñar al mundo entero que ordenado lo tengo todo, pero viene mi maravilloso hijo Max y decide que para que vamos a enseñar a ese mundo una realidad incierta, una realidad inexistente, a ver que si existe a veces claro, ja ja ja, pero pocas.

Y entonces sigo pensando, pues van a tener razón mis hijos, oiga. Tampoco es necesario tenerlo todo como en las fotos de las instagramers, como las de los salones de las revistas de decoración. Mi día a día es así, es desastroso, es de locos, es recoger, es jugar, es cocinar, y todo esto mientras no trabajo. Imaginaos entre semana cuando llego a casa sobre las 20h, y tengo una hora para jugar, para cocinar, para recoger, para cenar, para hablar con mi hija, para dormirlos, para hablar con mi marido, para tirarme en el sofá…para DESCANSAR!!! Porque si Mundo sí, yo no plancho, ni cocino ni hago nada para el día siguiente ..solo quiero estar con los míos y DESCANSAR!!! Que algún día necesito llevarme la comida al trabajo en un tuper y la tengo que preparar La noche anterior, pues no como y punto, ja ja ja, (sí que lo haría). Con esto intento deciros que gracias a dios no necesitamos hacerla porque mi marido tiene buen horario y llega al medio día, y oye que casualidad que Dios fue generoso con el hombre y le dio dos manos como las nuestras para prepararse la comida.

En definitiva, que todas las casas cuecen habas, que en todas las casas con niños hay juguetes por medio, y que en las fotos de las instagramers no todo es realidad…durante 3 minutos para la foto sí, pero el resto del día serán igual de supermamis como el resto…supervivientes de la vida, pero inmensamente FELICES!!!

Para todas aquellas supervivientes del día a día, no seremos perfectas, pero para los ojos de nuestros hijos, con los que nos miran adorándonos y pensando que somos lo mejor del mundo mundial…SOMOS MAMAS PERFECTAS.






No hay comentarios